Siguiendo con mi proyecto de reinterpretar muebles, unos clientes me pidieron consejo para cambiar el aspecto de un escritorio clásico de estilo  inglés.

Después de comentar el uso y el espacio que ocuparía, dentro del salón así como los tonos que lo acompañarían, nos decidimos por hacer  el trabajo que se puede ver en la fotografía. La madera está ebonizada y donde iría la piel clásica de los escritorios se ha hecho un trabajo con trozos de piel. El conjunto del mueble decorado con trozos de cordón blanco que le dan luz y marcan las lineas del mueble.